¡Nuevo curso! “Mi hijo y su móvil”: por un uso seguro del smartphone


Cada vez es mayor la preocupación que madres y padres manifiestan por los riesgos que entraña en sus hijos una mala utilización de los smartphone. A través de los móviles con conexión a Internet los menores se conectan a la red, acceden a contenidos sin supervisión, se comunican con otras personas, utilizan videojuegos, consumen horas y horas de vídeo… ¿Saben hacerlo con seguridad? ¿Cómo evitan riesgos como el ciberacoso o la adicción? ¿Qué papel deben tener los padres en su educación tecnológica?

Para ayudar a resolver estos problemas que cada vez son más frecuentes y ayudar a que la familia sea un verdadero motor de ciberconvivencia entre los más jóvenes, Ideorama lanza una webinar virtual para que padres y madres aprendan a fomentar el buen uso de los móviles entre sus hijos y prevenir conductas de riesgo antes de que ocurran.

El curso estará impartido por Rocío Rubio, Karla Abigail Mosquera y Elías Moisés Gerónimo, profesionales de intervención con menores y educación social enfocadas al ámbito tecnológico.

El curso se realizará el sábado 22 de mayo entre las 11:00 y las 13:00 horas. La asistencia es virtual, se enviará el enlace a los asistentes, y el precio es de 10 euros por persona. El importe del curso irá destinado a los fines sociales de Ideorama como entidad sin ánimo de lucro. La forma de pago es mediante transferencia bancaria con el concepto: Mi hijo y su movil. El justificante de la transferencia realizada se enviará a la siguiente dirección: intervencion@ideorama.org (Preinscripción antes del 18 de mayo).

Ideorama es una entidad sin ánimo de lucro cuya misión es apoyar, generar y coordinar iniciativas, actividades y proyectos innovadores que garanticen el bienestar y la mejora de la sociedad mediante la prevención, el tratamiento, la asistencia, la rehabilitación y la formación.

Ideorma ayuda a crear sinergias entre personas, servicios e instituciones para conseguir, de forma cooperativa, fines comunes. Es una misión esencial para orientar y apoyar iniciativas de carácter socioeducativo que carecen de los medios necesarios para desarrollar su labor de forma independiente.

Más información | @ideorama_

La intervención de Ideorama en el QuedaT de Puente de Vallecas

En la imagen algunos de los jóvenes, desde 14 hasta 20 años, que visitan QuedaT Puente de Vallecas junto a los monitores de QuedaT y el equipo de Intervención de Ideorama en el Parque de La Viña en Entrevías-Madrid.

El martes 30 de marzo la Asociación Ideorama realizó una intervención socioeducativa con algunos de los asistentes habituales al QuedaT de Puente de Vallecas (@quedat_com). El objetivo era ayudar a visibilizar los abusos en el uso de la tecnología y conocer qué hábitos son los más frecuentes utilizando las redes sociales.

Las monitoras de QuedaT y el equipo de intervención de Ideorama realizaron dinámicas para ayudar a conocer a los intervinientes. Los juegos de Naranja-Limón o el Pistolero sirvieron para facilitar la integración, realizar las presentaciones y anticipar lo que sería la dinámica posterior.

En la imagen los asistentes realizando la dinámica del Pistolero. Más información: @ideorama_

Para ayudar a diagnosticar cómo se utilizan las redes sociales los asistentes tenían que avanzar un paso cada vez que se indicaba uno de los síntomas asociados. La intervención ayudó a que los jóvenes visibilizasen los riesgos de un uso intensivo de las redes sociales, las comentaron entre todos y participaron con sinceridad, casi todos llegaron al final del espacio preparado avanzando paso a paso y sin apenas retroceso.

En la imagen los participantes de la dinámica de diagnóstico del excesivo uso de la tecnología y de las redes sociales

Además se habló del vamping, que es uno de los efectos que trae el abuso de Internet y de otras prácticas que realizan los jóvenes en el uso de las redes sociales. Muchos participantes, la mayoría adolescentes, indicaron que se acuestan justo después de mirar el móvil, que juegan con la videoconsola durante la noche, que consultan el móvil cada vez que hay una vibración o sonido, que dejan de ir con sus amigos por quedarse a jugar con la videoconsola, que se aíslan jugando a videojuegos aunque jueguen con otros iguales en línea y que también necesitan estar conectados para conocer qué pasa en su entorno.

Otra de las dinámicas de la intervención fue el uso del roleplaying. Se trata de construir una situación límite en la que un participante asume un rol, en este caso un influencer de éxito, que comparte su visión con críticos y admiradores. La experiencia fue muy animada, participativa y muy respetuosa en la que todos escucharon muy atentos las opiniones de los demás.

En la imagen los participantes en la dinámica del roleplay mientras el resto de asistentes permanecen atentos

Las dinámicas se realizaron durante la tarde en el Parque La Viña de Madrid en un entorno libre y abierto en el que se cumplieron, además, las medidas de seguridad por la pandemia.

Detalle del Parque de La Viña con algunos de los participantes en la dinámica de Ideorama

Al final se produjo un debate abierto en el que se siguieron compartiendo experiencias en el uso de las redes sociales y de los dispositivos conectados a Internet.

Desde la Asociación Ideorama agradecemos al QuedaT la oportunidad para realizar la intervención. Felicitamos a los participantes por su actitud y compromiso con la dinámica y esperamos seguir colaborando para contribuir a visibilizar los riesgos en el uso de la tecnología y de las redes sociales.

En el final, un debate abierto en el Parque de La Viña con los participantes en la dinámica: jóvenes del QuedaT, la organización de QuedaT y los responsables de Intervención de la Asociación Ideorama.

Más información | @ideorama_

Imágenes | Ideorama

Eventos Ideorama: “Menores y usos violentos de las redes sociales”

El viernes 5 de febrero, como evento especial asociado al Safe Internet Day, se celebró el ciberdebate con el lema: “Menores y usos violentos de las redes sociales”.

Los ponentes invitados fueron Miguel Angel Alfaro, trabajador social del Ayuntamiento de Madrid, y experto en prevención de adicciones y ciberacoso. Carlos Lagarón promotor y autor de la página Infoacoso y cibercooperante de Incibe, Pablo Fernández, abogado especialista en ciberacoso y responsable de Stop Haters y Philippe Moal del Observatorio de la No violencia.

En el debate se habló de qué entendemos por violencia en las redes sociales, por qué es importante la privacidad, cómo afecta la imagen a la exposición en redes sociales o cómo sabemos que estamos siendo violentados en una plataforma.

Imagen de Nadia BK, de Ideorama, para el Safe Internet Day

Menores y usos violentos de las redes sociales

Carlos ofreció contexto sobre la violencia: “la violencia es todo lo que agrede, mental o físicamente. A veces se provoca incluso sin tener conciencia de que se está provocando. Las redes están hechas con un algoritmo y somos nosotros, incluso, los que creamos el contenido que atraemos.”

Para Pablo “la violencia es cualquier amenaza o humillación que sufre una persona” y así lo tratan en Stop Haters.

Miguel Ángel comentó que “trabajamos el concepto de dolor en la vida online y aunque tenemos constancia de que no existe dolor físico sí existe un dolor emocional. El menor no está solo y que no merece daño”.

No estás sola/o y no mereces daño

Respecto a la privacidad Miguel Ángel indió que “a los menores les cuesta mucho definir concretamente lo que es la intimidad. Trabajamos un concepto llamado on-life.”

Para Carlos lo que sabemos es que “los adultos ni siquiera tenemos claro lo que es privacidad, abrimos nuestras redes sociales y compartimos mucha información personal desde el principio. Eso lo trasladamos a nuestro menores. Hay en algunos países donde la comunidad educativa fue la primera a la que se le educó sobre la tecnología e internet. Una empresa nos va a buscar por nuestras redes sociales, nuestras motivaciones, nuestros gustos,… Y esto puede ser muy decisivo a la hora de conseguir un trabajo, por ejemplo. El problema es que los adultos muchas veces no escuchamos cómo los menores entienden el mundo, como ven la vida.”

Imagen de varios participantes durante el evento organizado por Ideorama: “Menores y usos violentos de las redes sociales” el viernes 5 de febrero 2021 dentro de las actividades de Safe Internet Day

Para que los menores construyan un sentido crítico Pablo aportó que “el elemento principal es la educación, a través de ella a los más pequeños. Hay que afianzar en los colegios una formación que eduque sobre el respeto y que la violencia no se puede llevar a cabo ni fuera ni dentro de internet. La edad media de regalo de un móvil es la edad típica de la primera comunión, muchas veces por presión grupal, ya que todos los niños empiezan a tener su primer móvil. Y los padres muchas veces no usan el móvil tan bien y ágilmente como los niños, por lo que van un paso por detrás.”

Para educar en la no violencia Philippe aportó que “la educación es primordial” y para Pablo el entorno es clave: “las personas que más deben cuidar del menor son sus padres o tutores. Los profesores también son un punto clave. El teléfono móvil se debería usar de una forma controlada y correcta. Los adultos deben ser educados en ello para que el niño sienta confianza y sienta que es una herramienta positiva. En los casos de acoso, normalmente los niños no se lo comunican a los padres porque pueden ser reñidos. Por lo que deben encontrar la tecnología como un puente de unión hacia sus padres.

Miguel Ángel indicó que “no hay fármacos que eduquen. Tenemos que trabajar en una salud comunitaria. El llamado refuerzo de la tribu.”

No hay fármacos que eduquen

María de Ideorama aportó que “los padres a veces ven estos conflictos súper lejanos y es una brecha entre ellos y sus hijos. Los menores buscan en sus padres la respuesta adulta al conflicto que hay detrás de la red social, no buscan tanto las habilidades cibernéticas. Es muy importante que los padres y madres sigan siendo responsables de aquello que les sucede a sus hijos en las redes. Es importante que la tecnología no suponga un miedo ante esta responsabilidad.”

Y Carlos también comentó que “la educación primero empieza en casa. No podemos pedirle a la comunidad educativa o a los profesores, la labor que los padres debemos hacer en casa. Existe una gran falta de confianza entre padres e hijos. Los propios profesores piden ayuda porque no saben cómo resolver los conflictos que se dan en redes. Cada persona es como una red social única.”

De educación se habló constantemente y Miguel Ángel aportó que “a la hora de elegir cuando regalar el móvil hay que saber si vas a tener tiempo para dedicarle a tu hijo y acompañarle en ese emprendimiento digital. Un consejo para los padres, es decirles que no están solos.” Y para Philippe es fundamental que “los adultos estén formados también en la educación digital.”

Respecto a los retos virales Pablo los valora porque “los menores son un colectivo muy sensible a modas, a tendencias. Las personas de influencia a veces dan una imagen de una vida idealizada.”

Y para Rubén de Ideorama los retos virales son sistemas para que “el menor se sienta validado por el resto de compañeros. Muchas veces se carece de un control parental que les explique los riesgos. Además el mundo digital no es sólo TikTok.”

El mundo digital no es sólo TikTok

También se habló del control parental, una herramienta que aunque Pablo considera muy positiva también indica que “hay que saber hacerlo. No tenemos que crear una relación de control y enfado, sino de confianza. No se debe censurar la tecnología como castigo, eso sólo consigue distanciar la relación y agravar cualquier conflicto que pudiera estar surgiendo. Muchas veces el menor que acosa no es consciente de lo que hace, suele empezar como un simple juego. El resto de compañeros lo pueden llegar a alentar, riéndole las gracias.”

Para Philippe hay muchas más preocupaciones: “no se habla de educación sexual o de educación en el uso de la tecnología. Las imágenes tienen un poder tremendo y por eso me parece que se debe incluir entre los contenidos escolares cómo aprender a gestionar la tecnología.”

Nos cuesta mucho definir lo que es la intimidad

Desde los asistentes se lanzaron preguntas para debatir con los ponentes y Rocío le preguntó a Miguel Ángel sobre qué características tienen los niños que les hace sucumbir a los retos virales. Y Miguel Ángel comentó que: “no tenemos un perfil claro. Sabemos que hay una fluctuación en el ánimo, y cuando estamos arriba estamos geniales. Es cuando estamos abajo cuando somos en general, vulnerables a estos retos y a esta presión de grupo también.

En este punto se abrió el debate y Elías también quiso saber qué estrategias tendrían que seguir los padres. Pablo respondió que: “lo más importante es generar confianza. Hay que sentarse con ellos y hablar del tema, del acoso, de la confianza, de internet. Es muy importante dejarle claro dónde tiene que acudir.” Elías también es profesor y pidió ayuda para saber trabajar en el aula. Pablo comentó que: “el docente debe saber detectar los casos de acoso. Debe saber cortar el tema del acoso en cuanto se esté empezando.” Y Rubén de Ideorama aportó que “algunas veces el acosador ha sido antes víctima, se debería investigar más en ello.”

El programa de Sociescuela, Pablo comentó que “puede detectar casos de ciberbullying. Los colegios hoy día tienen protocolos, que son montañas de folios que no sirven para nada, porque el colegio no sabe actuar. En los colegios siempre se produce acoso, negar que hay acoso en tu colegio es negar el problema.”

Judith de Ideorama preguntó si la sobreexposición en redes sociales facilita el proceso de cosificación que se aplica a los jóvenes y Miguel Ángel respondió que “sí, creo en esa cosificación, esa despersonalización, la ex-timidad.”

Ex-timidad (en vez de intimidad)

Para Carlos también y aportó que “se crean redes sociales que los padres o la escuela no conocen, simplemente para meterse con una persona a saco. Hay una infoxicación. Y a los padres nos gusta aparentar más en redes sociales, más incluso que a nuestros hijos.” Pablo confirma que los followers o los likes son muy atractivos para los jóvenes y comentó que “existe el foro Cotilleando donde se sobreexpone mucho a otras personas. Y todas las críticas a las que nos exponemos nos pueden llegar a arruinar la vida.”

Para Judith de Ideorama es preocupante ver a jóvenes que quedan para relacionarse de forma presencial mientras utilizan las redes sociales, se graban un vídeo para subir a una red social y cuando comen en casa están utilizando un dispositivo móvil. Por eso preguntó: ¿las tecnologías han sustituido otras actividades?

Para Miguel Ángel las redes sociales “son un canal de comunicación fantástico. Las redes deben tener su espacio, aunque no ocupar todo el nuestro.” Para Carlos es cierto que la tecnología ha venido para quedarse y que “la actualidad es ésta. La forma que tienen de vivirla ellos es así, porque esta es la actualidad. Hay que saber enfocar las cosas y dedicarle su espacio a las redes. Porque si no, hablamos de tecnoadicción, que siempre viene acompañada de problemas. Debemos acompañar, acompañar y acompañar. Como padres en casa, y como educadores en los centros.” Y Carlos aportó que “no debemos demonizar las redes, porque es un mundo maravilloso con grandes aportaciones. Hay que saber elegir qué parte de nuestra vida queremos dar a conocer.”

En el final del debate Carlos reflexionaba sobre “aunque se prohiba una plataforma no se va a eliminar el problema de la violencia en redes sociales. Se llame como se llame la aplicación, la violencia va a estar. Eliminar una aplicación no sirve de nada porque cuando se prohibe algo no significa que se vaya a dejar de hacer.”

Y para terminar Vanessa de Ideorama comentó que “hay que trabajar la mirada hacia las mujeres. En la educación sexual, los jóvenes están aprendiendo de la pornografia y hay que incidir en una educación sexual de calidad. Internet tiene mucha información, y por eso nos podemos perder. Hay que saber orientar a dónde buscar la información. Como personas adultas, tenemos que aprovechar las redes sociales para dar una buena educación a nuestros hijos e hijas.”

En la vida online no hay dolor físico, pero sí emocional

Y hasta aquí las principales ideas comentadas en otro Evento de Ideorama, esta vez hablando de “Menores y usos violentos de las redes sociales”. Desde Ideorama agradecemos la participación de los invitados y su facilidad para comentar experiencias construyendo un debate lleno de recomendaciones prácticas.

Más información | @ideorama

Ideorama realiza el taller de ciberconvivencia de forma telemática

En Ideorama ya habíamos hablado de las sesiones de formación en ciberconvivencia. El 31 de marzo de 2020 Ideorama ha realizado una nueva formación de Ciberconvivencia para formadores aunque esta vez la sesión ha sido telemática.

Los asistentes han sido profesionales del ámbito socioeducativo y hasta diez han participado en la sesión de teleformación utilizando la plataforma jitsi.org

La experiencia de la sesión, aunque se ha realizado en un ámbito telemático, ha sido un éxito en la participación, en la divulgación de los contenidos y en la realización de dinámicas como la que se puede ver en la imagen que ilustra el artículo.

Sí que ha habido incidencias aunque han sido las habituales: pérdidas momentáneas de señal o intervenciones simultáneas. También ha habido menor intervención espontánea, que es uno de los valores de Ideorama, que se ha resuelto animando a la intervención y a la participación de los asistentes por las mentoras de la sesión, María y Silvia.

Para facilitar las dinámicas de participación se ha utilizado, además del chat de la herramienta de comunicación, la pizarra virtual Jamboard de Google.

El contenido de la sesión se refirió a comentar herramientas de derivación y a aprender a gestionar el conflicto en el caso de que requiera una urgencia. Además se hizo un repaso de las herramientas recomendadas por Ideorama y un recordatorio de las mejores prácticas.

Desde Ideorama agradecemos a la Comunidad de Madrid la confianza para la realización de la sesión de Ciberconvivencia. Además agradecemos a los asistentes la participación y las facilidades prestadas a María y Silvia que han podido organizarse y coordinarse para que la sesión haya sido intensa aunque muy agradable y satisfactoria.

Imagen | ideorama.org

Resumen de las jornadas de ‘Ciberconecta: da el paso frente al ciberacoso y las ciberadicciones’

El pasado 4 de octubre de 2019 se realizaron las ‘Jornadas Ciberconecta’. Una jornada sobre ciberacoso y ciberadicciones que se celebró con destacados profesionales de la educación y de la psicología.

En el vídeo creado por Ideorama se puede ver un resumen de la intensa jornada con muchos detalles de las experiencias de los asistentes. En Ciberconecta hablamos de ciberbullying, ciberacoso y de otros malos usos de Internet. Recordamos que el evento se realizó en el Centro Cultural Gloria Fuertes, en colaboración con la Oficina de Información Juvenil de Madrid, QuedaT.com y varios servicios sociales, entidades y otros colaboradores.

Más información | Jornadas Ciberconecta

Ideorama participa el sábado 11 de mayo en las Jornadas X1RedMásSegura

El encuentro sobre ciberseguridad celebra su 7ª edición reuniendo a profesionales, familias y menores. Tendrá lugar los días 10 y 11 de mayo de 2019 en la Escuela de Ingenieros de Telecomunicación de la Universidad Politécnica de Madrid.

La Universidad Politécnica de Madrid acoge las Jornadas X1RedMásSegura que en su 7ª edición se celebran los días 10 y 11 mayo de 2019. Es una importante cita para los profesionales de la ciberseguridad y para familias que buscan consejos de los expertos para utilizar con seguridad las herramientas que ofrece Internet.

El manifiesto de la organización de las Jornadas incluye recomendaciones de seguridad en Internet:

“El principio básico de la seguridad en Internet es mantener el sentido común y la lógica, al igual que haríamos en la vida real. Pero si además conocemos las intenciones y las debilidades de quien amenaza nuestra seguridad, podremos evitar ser objeto de sus ataques”.

Leer más

El sexting, la moneda de cambio de la aceptación social

Siguiendo a diferentes profesionales de la Seguridad y el menor, se hace evidente la preocupación por plataformas como Periscope donde menores intercambian “likes” por sexting con retos como este:
La cultura digital que se está creando puede que requiera mecanismos de prevención ante situaciones como esta. Y es que,
en la sociedad de la imagen en la que nos encontramos, las formas de entretenimiento se están trasformando hacia modelos de conducta a través de la Red, documentando cada instante que vivimos, ya sean conductas beneficiosas, perjudiciales o imparciales para el usuario. El problema se da cuando éste no es capaz de prever con antelación el riesgo que puede conllevar su conducta (o que no le importe de antemano los supuestos riesgos, pues no los ha experimentado antes en sí mismo/a), pues la satisfacción que produce la sensación de aceptación social de un “like” es mayor que la preocupación por los riesgos asociados.

En el caso de los menores, las redes sociales dan unas pequeñas “dosis” que, a nivel evolutivo, necesitan. La pertenencia al grupo y la inmediatez son dos elementos de la psicología evolutiva que caracterizan la adolescencia, son dos elementos que, además, las redes sociales satisfacen y cuantifican, lo cual hace que el/la adolescente “se enganche” y dedique más tiempo a subir contenido a la Red, pues así se siente parte no solo del mundo virtual, si no del real.

Así pues, hablamos de una moneda, de un factor cuantificable que facilita la Red como son los “likes/me gusta/…” , donde muchos menores buscan la manera de ganarlos haciendo lo que sea, exponiendo su propia identidad (y en ocasiones hasta jugándose la vida frente a una cámara) con tal de ganar más puntos, más likes, más seguidores, etc.
Cuando un menor se ve envuelto en un caso de sextorsión o ciberbullying, puede que no devenga de una sobrexposición, pero es cierto que la sobrexposición garantiza más probabilidades de que se den ciberproblemas.

Con todo ello, queremos invitar al lector a una reflexión sobre la cultura digital que se está creando, la transformación de las formas de entretenimiento, el paradigma adolescente-consumidor y el riesgo al que están expuestos los menores en la Red por la necesidad de aceptación social.

¿Vale la pena degradar tu imagen digital y presencial por unos cuantos “likes”?