‘Por un mejor uso de las TIC’ es el lema de los talleres navideños en Ideorama

Los días 27, 28, 29 y 30 del año 2022, ven a Ideorama a realizar actividades, juegos y talleres navideños. El reto es aprender y trabajar el buen uso de la tecnología.

Es un taller gratuito y dirigido a familias. Las edades recomendadas para los menores son tener entre 9 y 13 años. El horario es desde las 9:00 hasta las 14:30 y en el caso de que haya demanda para otras edades se ruega consultar.

Todos aquellos que quieran asistir nos pueden escribir a intervencion@ideorama.org ¡las plazas son limitadas!

En los talleres se realizarán actividades variadas con foco en potenciar la creatividad y en aprender a hacer un buen uso de las TIC con un aprendizaje práctico y colaborativo. Los talleres estarán dirigidos por monitores de ocio y tiempo libre especializados en trabajar dinámicas participativas consiguiendo resultados mientras los más pequeños juegan y aprenden.

Los talleres se realizarán en la calle Playa San Juan, 5 en el distrito de Barajas de Madrid. ‼️Aprende jugando‼️

Consejos para evitar que la tecnología desgaste tu salud mental

La salud mental ha conseguido meterse en la agenda pública de los últimos años. Aunque lejos de ocupar el lugar que le corresponde dentro de los estándares de calidad de las supuestas sociedades del bienestar, como cada 10 de octubre, el planeta centra hoy su atención en la importancia de esta faceta que es crucial para todas las personas. Desde Ideorama, sus profesionales ofrecen consejos para cuidar la salud digital con motivo del Día de la Salud Mental.

Se trata de una efeméride auspiciada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que en España, este año, pone en el centro a los jóvenes y adolescentes, un grupo social que ha sufrido un especial impacto con la pandemia pero al que también afectan otras causas como la perspectiva de un futuro incierto y el cambio en la forma de relacionarnos a través de las últimas tecnologías.

Tal y como reconoce la OMS, desde la gestión emocional del día a día hasta los trastornos mentales, neurológicos o del neurodesarrollo, la salud mental es indispensable para nuestro bienestar personal y social. Sin embargo es una de las grandes olvidadas dentro de los sistemas nacionales de salud, algo que el COVID-19 ha puesto de manifiesto tal y como reflejan algunos estudios que señalan que la salud mental de la población europea ha empeorado debido al confinamiento, las restricciones o el aislamiento. Los expertos ya avisan de que la posible cuarta ola de esta pandemia va a ser la de la salud mental, ya que en muchas ocasiones las personas afectadas a nivel psicológico no piden ayuda hasta que se encuentran sobrepasadas por la situación.

No obstante, el deterioro de la salud mental no puede achacarse únicamente a la pandemia, sobre todo en el caso de los jóvenes. El abuso de la tecnología también causa un efecto nocivo y si nos fijamos en la adolescencia los últimos datos hacen que las alarmas se disparen. De hecho, en las últimas décadas los factores de riesgo en esta etapa de la vida se han transformado, pasando del consumo de alcohol a la depresión, la autolesión y el suicidio, comportamientos en muchas ocasiones potenciados por el mal uso de la tecnología.

Algunos de los problemas relacionados con Internet o las redes sociales y a los que se enfrentan los jóvenes pasan por la comparación respecto del ideal de belleza o perfección y que tanto dista de la realidad, o la falta de socialización con el mundo exterior que se acaba supliendo con la vida virtual.

Por ello se hace prioritario establecer mecanismos que nos permitan detectar y resolver la situación de indefensión de los jóvenes frente a plataformas digitales y donde familia, entorno educativo, profesionales de la salud y todos los grupos implicados en el desarrollo de los jóvenes puedan trabajar conjuntamente para evitar estas situaciones que agravan la salud mental de los adolescentes.

No obstante, cabe destacar también que al igual que con la salud física, las últimas tecnologías pueden jugar un papel muy importante a la hora de cuidar el bienestar y la salud mental si se utilizan de forma correcta, por ejemplo, para avanzar en la investigación de la detección temprana de trastornos, mejorar la personalización de las intervenciones y ofrecer apoyo a un mayor número de personas.

“Cuando hablamos de uso problemático de las TIC, hablamos de la identificación por parte de la propia persona que sufre una interferencia de las tecnologías en su vida desde un enfoque negativo y sostiene sentimientos de malestar al usarlo o al prescindir de su uso. Desde Ideorama dotamos de estrategias a las personas para que puedan identificar esas emociones, interpretar y especificar el problema y, con ello, proponer pautas de reconducción de la conducta para reducir y eliminar ese malestar”, explican desde el área de Intervención que desarrolla un proyecto de trabajo con menores para favorecer un uso saludable de la tecnología a través de propuestas de ocio alternativo que mejora la salud mental de los más jóvenes.

“Cuando hablamos de uso problemático de las TIC, hablamos de la identificación por parte de la propia persona que sufre una interferencia de las tecnologías en su vida desde un enfoque negativo y sostiene sentimientos de malestar al usarlo o al prescindir de su uso. Desde Ideorama dotamos de estrategias a las personas para que puedan identificar esas emociones, interpretar y especificar el problema y, con ello, proponer pautas de reconducción de la conducta para reducir y eliminar ese malestar”, explican desde el área de Intervención de Ideorama que desarrolla un proyecto de trabajo con menores para favorecer un uso saludable de la tecnología a través de propuestas de ocio alternativo que mejora la salud mental de los más jóvenes.

Algunos de los consejos que aportan desde Ideorama para hacer un buen uso de la tecnología y que esta no desgaste la salud mental son:

  • Mantener una buena higiene de sueño. Desconecta el móvil por la noche y evita su uso antes de dormir ya que la luz azul que emite hace que el cerebro lo interprete como luz solar y conciliar el sueño es más difícil.
  • Establecer horarios para el uso de móvil y videojuegos. Al cumplir los propios objetivos que te propones, sentirás autocontrol y autosatisfacción. Por ejemplo, Instagram tiene una herramienta que te limita su uso.
  • Alternar el uso de la tecnología (móvil, ordenador, videojuegos…) con la realización actividades al aire libre: oxigena tu mente.
  • Fórmarte y aprender a cuidar tu salud mental.  Contacta con tu centro educativo, centro de salud o con Ideorama.

Tal y como indican desde Ideorama, el uso de la tecnología no tendría que suponer un problema. De hecho, el mundo de las TIC ofrece un amplio abanico de oportunidades que nos seguirán ayudando a crecer como persona. “Está en nuestra mano trabajar para que la tecnología sea un aliado para nuestra salud”.

Más información | @Ideorama (twitter), @Ideorama_ (instagram)

Imagen | Marcos López

Ideorama y Quedat.com reflexionan sobre videojuegos en un taller participando con adolescentes

Ideorama ha realizado el uno de julio de 2022 en el local de la Asociación un taller con adolescentes procedentes de QuedaT.com para reflexionar sobre el uso de videojuegos, el uso de juegos a través de apps y de la relación que mantienen con la tecnología.

En el taller han aparecido reflexiones muy interesantes sobre la visión del grupo de cómo viven su relación con la tecnología y más ahora que disponen de más tiempo libre una vez terminado el ciclo académico.

El grupo de adolescentes participantes han propuesto ideas para disminuir (o erradicar) los síntomas de malestar que pueden identificar al hacer un uso problemático de las tecnologías.

En la hora y media que ha durado la sesión, desde Ideorama estamos satisfechos porque hemos ofrecido herramientas y sistemáticas para que los adolescentes se lleven ideas para seguir trabajando y reflexionando sobre el uso que hacen de la tecnología.

Además han aprendido a buscar alternativas saludables al uso de las pantallas y han entendido la importancia de empoderarse para ser los responsables del uso de la tecnología, de gestionar su tiempo, de marcarse límites y de cuidarse.

En las imágenes del artículo se muestran momentos del taller en el que utilizando herramientas muy sencillas se facilita compartir visiones y experiencias.

Las dinámicas estuvieron lideradas por el equipo de Intervención en el aula de Ideorama. Muchas gracias a todos los asistentes y participantes. ¡Nos vemos en el próximo taller!

Más información | Ideorama

Ideorama cumple cinco años fomentando el buen uso de la tecnología en la sociedad del siglo XXI

Con motivo de la clausura del quinto aniversario de Ideorama, su presidenta y cofundadora, María Ferrero, escribe esta carta:

En junio de 2016, un grupo de jóvenes profesionales preocupados por la deriva social a la que a veces parece que nos aboca la tecnología, dimos un paso al frente y decidimos crear el que sería nuestro primer programa para trabajar el buen uso de las TIC a través de la educación y el ocio. Así nació TICOCIO, el germen de lo que hoy es Ideorama, una entidad sin ánimo de lucro formada por profesionales de la educación, la comunicación y la intervención social que, de forma voluntaria, ponen sus conocimientos y experiencia al servicio de los objetivos sociales de nuestra organización y de las personas a las que ayudamos.

Y es que en Ideorama estamos plenamente convencidos de que el mundo puede ser un lugar mejor gracias a personas y entidades comprometidas y socialmente responsables. Por eso impulsamos y apoyamos proyectos cuyo fin es mejorar la calidad de vida de las personas y conseguir una sociedad más justa.

Durante estos cinco años, pandemia mediante, hemos intentado afrontar los retos que especialmente la tecnología nos ha puesto por delante con una idea clara: potenciar su buen uso en detrimento de riesgos digitales como el ciberacoso, las adicciones, la desinformación, la suplantación de identidad, el robo de datos o la ciberdelincuencia, entre otros que suponen una lacra para la convivencia y el desarrollo de nuestra sociedad.

De una idea incipiente que nació gracias a la convocatoria Think Big de Fundación Telefónica, los voluntarios de Ideorama hemos conseguido crear un proyecto social consolidado que ha formado a más de 1.800 niños, jóvenes y profesionales de la educación en las más de 20 actividades formativas y de sensibilización, como intervenciones en aula o a pie de calle, jornadas y seminarios, que hemos organizado en los últimos años y que nos posicionan como un referente en el ámbito de la ciberconvivencia y prevención de adicciones tecnológicas.

Ahora que estamos a punto de clausurar este primer lustro de Ideorama, queremos reafirmar nuestro compromiso con la sociedad. Un compromiso que siempre hemos querido destacar en los momentos de mayor incertidumbre, por ejemplo, durante la pandemia, donde con nuestra campaña audiovisual #StopCOVID19 dimos voz a expertos y a la población más vulnerable para luchar contra los bulos y la desinformación.

Nuestros profesionales también han participado en encuentros de referencia como cada edición del Internet Safer Day, los eventos X1RedMásSegura y Mundo Hacker Day, el Foro Mundial de Convivencia Sobre Violencias Urbanas o campañas de sensibilización contra el acoso escolar, entre otros. Y si de algo estamos especialmente orgullosos es de haber puesto en marcha las Jornadas Ciberconecta con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid y que cada año congregan a expertos, profesionales educativos y a jóvenes en el corazón del distrito de Barajas para hablar sobre el buen uso de internet. Este año os esperamos en su tercera edición que tendrá lugar en noviembre.

Aunque no todo este camino ha sido fácil. Si bien Ideorama ha llegado hasta el día de hoy gracias al empeño de sus voluntarios y colaboradores, también hemos tenido que enfrentarnos, a veces hasta la extenuación, al entramado burocrático y de requerimientos legales que han supuesto una importante inversión económica y de tiempo para las personas que forman la asociación. La gestión del voluntariado y el trabajo en red, sin embargo, han sido exigentes retos que afrontamos con ilusión. De todo ello hemos sabido aprender, convertirnos en una organización más resiliente e interiorizar los valores que hoy rigen toda la acción de Ideorama: el compromiso social, la transparencia y el trabajo en equipo.

Otra cosa que hemos aprendido en Ideorama en estos cinco años es que la solidaridad no está hecha para todo el mundo. La solidaridad es trabajo para darse al otro. Hay que levantar la mirada en este mundo cada vez más individualista para ver a la persona que tienes al lado y reconocer las injusticias que sufre, los golpes vitales que soporta, sus necesidades y carencias y, sin derrumbarnos, apoyándonos unos a otros, tejer una red que nos permita tender la mano de forma desinteresada a quien lo necesita. Eso es en esencia Ideorama, un lugar para practicar la solidaridad.

Y ahora quiero detenerme un momento como creadora, presidenta y compañera de Ideorama, para dar las gracias de corazón a todos y cada uno de los voluntarios y voluntarias que han aportado su tiempo y sus conocimientos para ayudar a tantas personas a lo largo de estos años. De los diez socios fundadores que empezamos esta andadura, hoy prácticamente hemos duplicado el número de voluntarios que, de forma desinteresada, nos ayudan a construir una sociedad más sana, más humana y mejor para todos, esencialmente a través de la educación y el buen uso de la tecnología. Gracias, de verdad, porque sois el verdadero espíritu de Ideorama.

Sin duda, la acción conjunta, el carácter altruista y solidario, el compromiso y el interés social por construir un mundo mejor son las motivaciones de todas y cada una de las personas que formamos Ideorama, voluntarios y voluntarias que nos permiten seguir jugando un papel importante en la sociedad.

De igual forma, Ideorama no podría entenderse sin las personas y entidades que nos han escuchado, nos han hecho partícipes y nos han ayudado a lo largo de estos cinco años, algunas de las cuales no puedo dejar de mencionar como a Alicia, nuestra mentora de Fundación Telefónica que nos ayudó en nuestros primeros pasos; a expertos de primer nivel como Silvia Barrera, Antonio Ramos y Abi Power, por sus aportaciones en la investigación y fundamentación del programa TICOCIO; a la investigadora del CSIC Margarita del Val, por poner rostro a la ciencia en nuestra campaña; a Verónica, informadora juvenil, y a María José, de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Madrid, por guiarnos en los procedimientos burocráticos; a Ángel Pablo Avilés, por dejarnos formar parte de unas jornadas tan importantes como “X1Red+Segura”; a Ricardo Ferrero, por cedernos un espacio de trabajo y colaborar con la misión de Ideorama a través de los THOS Awards; a Iván de EDS, por su implicación a la hora de derivar casos de acompañamiento psicoterapéutico; a Moon Economistas por su asesoramiento; a Vanessa Gomariz, por ayudarnos a gestionar mejor nuestras emociones; a Karlos de Infoacoso, Miguel Ángel del Centro de Salud de Colmenar Viejo y Pablo de Stop Haters, por su plena disposición para participar en actividades de sensibilización; y muy especialmente, a los delegados del Ayuntamiento de Madrid Sofía Miranda y José Aniorte, y a sus equipos, por la colaboración del Departamento de Juventud y de la Junta Municipal de Barajas que son un ejemplo de compromiso con la educación de los más jóvenes, de apoyo a las entidades sociales y de promoción del voluntariado social.

Gracias, en definitiva, a todas las personas y entidades colaboradoras, personas voluntarias, familias y amistades que habéis aportado y aportáis cada día vuestro granito de arena en Ideorama. Porque sin vosotros muchas personas se encontrarían perdidas.

Clausuramos ahora cinco años de trabajo que no son otra cosa que la antesala de otros muchos que están por llegar y para los que estamos preparados con la misma ilusión del primer día. Para seguir apoyando la consecución de nueve Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fijados por la ONU en la Agenda 2030, para acompañar a cualquier proyecto social que necesite nuestro soporte y experiencia y, sobre todo, para que nadie se sienta solo. Porque sabemos que juntos somos más fuertes.

¡Feliz lustro y gracias por estar ahí!

María Ferrero Gutiérrez

Presidenta de Ideorama

Más información | Ideorama

¿Nos interesa reconocer la violencia?

2 de mayo, Día Internacional Contra el Acoso Escolar

Ayer, 2 de mayo, fue el Día Internacional Contra el Acoso Escolar.

Desde Asociación Ideorama, convocamos un debate online para profesionales de la educación y familiares de víctimas de acoso escolar, para que nos contaran sus perspectivas y reivindicaciones respecto al tema.

El debate estaba liderado por nuestros educadores sociales, María y Elías, que moderaban las interacciones, daban la palabra a los y las participantes y guiaban la temática realizando preguntas interesantes.

Grabación completa de la conferencia online

Debemos ser intolerantes con la primera agresión, sin esperar a que sucedan más.

Actualmente, seguimos normalizando la violencia, ya sea entre adultos, adultos y menores, o sólo menores. Agredir física o verbalmente a una persona es algo que hacemos sin ser conscientes del daño que eso le generará a la otra persona, ni de las secuelas que eso dejará en ella.

No hay que focalizar la culpa en la víctima, ni insistir en que debe ser ella la que debe cambiar su actitud.

Los y las profesionales participantes de la conferencia, nos contaban cómo las instituciones y las personas suelen partir de la culpabilización de la víctima que sufre acoso escolar, siendo su actitud o forma de ser un aliciente suficiente para recibir violencia por parte de los demás. Hicimos hincapié en que se debe trabajar con el acosador o acosadora, así como con las familias, para redirigir las conductas violentas y que no se sigan repitiendo.

¿Cómo medimos el dolor que sufre un niño o niña para empezar a considerarlo acoso?

Ante esta pregunta, las opiniones de los y las profesionales que surgen al respecto, es que no debemos infravalorar el dolor de nadie, y debemos atenderlo en cuanto veamos la primera señal de él. En la práctica profesional, nos damos cuenta de que llegamos tarde a la hora de atender estas problemáticas, de ahí la importancia de la prevención.

¿Nos interesa reconocer la violencia?

Ya finalizando el debate, lleno de propuestas interesantes y reivindicaciones por parte del sector educativo, se nos lanza esta consigna. Los centros son los encargados de detectar el acoso y la violencia y activar los protocolos necesarios para contrarrestarlo, pero… ¿están interesados en hacerlo? Denunciar que existe violencia escolar no deja de ser una etiqueta que estigmatiza a un centro, y en algunos casos esto no es interesante para su imagen corporativa.

Tomando conciencia sobre la importancia de este tema, podremos seguir luchando contra el acoso escolar y todas las formas de violencias que éste conlleva. Sin olvidarnos, por supuesto, del ciberacoso, la práctica más popularizada en los últimos años de acoso escolar.


Si quieres conocer más acerca de cómo trabajar estas problemáticas, te recomendamos echarle un ojo a nuestros servicios de Intervención en aula. Puedes pedirnos más información en: info@ideorama.org

A su vez, desde Ideorama organizamos unas jornadas para concienciar sobre el buen uso de las TIC, un encuentro de profesionales, familias y estudiantes donde trabajamos a través de múltiples talleres distintas temáticas. Puedes consultarlo a desde nuestra página II Jornadas Ciberconecta.

¡Si quieres participar en ellas como entidad o profesional, ponte en contacto con Ideorama!

Ideorama en acción: intervención en el aula en el Colegio Miramadrid

En Ideorama realizamos proyectos de Intervención en el aula orientados a la práctica y a generara tracción y dinámica con los asistentes. En el siguiente vídeo se nos puede ver en acción hablando con los alumnos del Colegio Miramadrid para ayudarles a responder a la pregunta ¿usas las redes sociales de manera segura?

En la intervención realizamos prácticas dinámicas en las que motivamos a los asistentes a reflexionar. La metodología de Ideorama se basa en la participación y el aprendizaje cooperativo. En el vídeo se puede ver cómo jugando con el ciberparty se generó un espacio de aprendizaje donde los asistentes reflexionaron sobre su visión del mundo y el uso que hacen de las redes sociales.

Ideorama ayuda a dinamizar el pensamiento crítico con foco en el entorno digital que es donde suelen estar muchas horas del día los adolescentes. Trabajamos con más de doscientos estudiantes, adaptando las sesiones a cada edad y realidad y construyendo un espacio de diversidad.

En Ideorama abogamos por el respeto y la no discriminación en todas nuestras actividades. Si quieres colaborar con Ideorama, no dudes en contactarnos. Y síguenos en nuestras redes sociales para enterarte de más novedades.

Más información | @Ideorama_

De la realidad a la red: relación entre el acoso callejero y el acoso virtual

En Ideorama presentamos al voluntario Felipe Torrealba Herrera que presenta cómo en la actualidad Internet y las redes sociales son parte de nuestra realidad. Lo digital está insertado en la vida cotidiana tanto de jóvenes como de adultos. Y en el caso de niñas, niños y adolescentes viven sus interacciones digitales como un continuo, diluyendo las diferencias entre la vida offline y las interacciones online.

Es por ello que no es de extrañar que determinadas dinámicas que ocurren en la vida real se repliquen en las redes sociales. Un ejemplo bien documentado es el vínculo entre el acoso escolar o bullying y el ciberbullying. Sin embargo, otro ejemplo que merece la pena señalar son las relaciones que ocurren entre el acoso en espacios públicos y el que ocurre en el mundo digital.

Para entender mejor este problema tenemos que preguntarnos primero qué son el acoso callejero y el acoso virtual.

Según OCAC (2015), acoso callejero son “prácticas de connotación sexual ejercidas por una persona, en espacios públicos como la calle, el transporte o espacios semi-públicos; que suelen generar malestar en la víctima. Estas acciones son unidireccionales, es decir, no son consentidas por la víctima y quien acosa no tiene interés en entablar una comunicación real con la persona agredida”.

Por su parte el acoso virtual o ciberacoso es, según UNICEF, “el acoso o intimidación por medio de las tecnologías digitales”. Incluye amenazas, hostigamiento, acoso o, incluso, humillación sexual reiterados que se han masificado por las mismas redes sociales o de mensajería, violando la privacidad y los derechos básicos de las víctimas.

Según la ONG Save the Children, las tres formas de ciberacoso más comunes en los últimos años son:

  • Happy slapping: grabación de una agresión física, verbal o sexual a un menor, que se difunde y comparte a través de Internet. Esto puede ir desde el envío en un grupo de Whatsapp hasta su publicación en las redes sociales o en una página web.
  • Grooming: el online grooming o ciberembaucamiento es un tipo de ciberacoso que consiste en el engaño o abuso sexual online por parte de un adulto hacia un niño o niña.
  • Sexting sin consentimiento a menores: consiste en el envío de fotografías o conversaciones de menores con contenido erótico a terceras personas, sin el consentimiento del menor.

Relaciones entre ciberacoso y acoso callejero

Con estas definiciones en mente podemos observar que hay algunos puntos en común: la dinámica es unidireccional, no es consensuada y hay un efecto nocivo sobre el bienestar de la víctima.

Y si bien es cierto no todo acoso virtual es sexual, es cuando aparece este componente que ambos conceptos se relacionan más estrechamente. El anonimato (ya sea en lugares públicos o en la red) ampara conductas perniciosas de connotación sexual que tienen como principales víctimas a las mujeres de diferentes edades.

¿Sabías que el 80% de las mujeres de entre 15 y 25 años ha sufrido acoso en grandes ciudades y qué solo el 10% presenta la denuncia? ¿O que más del 30% de las jóvenes ha sufrido acoso virtual y algunas lo sufrieron por primera vez entre los 8 y los 9 años de edad?

Diferentes estudios avalan que tanto en el acoso callejero como en el ciberacoso las principales víctimas son mujeres.

Respecto al acoso callejero, según el informe ‘Safer Cities for Girls’ (Ciudades más seguras para las chicas), elaborado por la ONGD Plan International y la Universitat Oberta de Catalunya revela que casi 8 de cada 10 jóvenes entre 15 y 25 años de Madrid, Sevilla y Barcelona han sufrido acoso callejero. Además, en un 66% de los casos señalan que son acosadas por ser mujeres. Otro estudio internacional de Ipsos (2021) realizado con más de 15.000 participantes, señala que 1 de cada 3 mujeres sufrió acoso en espacios públicos durante 2020 y que 1 de cada 2 mujeres afirma no sentirse segura en un espacio público.

En relación al ciberacoso los datos son igualmente reveladores. Según UNICEF, el 42,6% de las niñas ha declarado sufrir ciberacoso, frente al 36% de los niños. En el caso del ciberacoso sexual una encuesta de la Unión Europea revela que el 20% de las mujeres entre 18 y 29 años de toda Europa han declarado sufrir ciberacoso sexual desde los 15 años de edad.

Consecuencias

En ambos casos hay consecuencias en el comportamiento de las víctimas. Algunos ejemplos recogidos por los estudios son:

  • El 75% de las mujeres evita ciertos espacios públicos para evitar el acoso. El 59% de ellas adapta su ropa y su apariencia cuando sale a la calle y el 54% evita determinados medios de transporte.
  • En el caso del ciberacoso, el 66% de las víctimas siente impotencia, el 61% tiene problemas para dormir y el 55% sufre pánico, ansiedad o estrés.

Pero también hay consecuencias perniciosas para los testigos en ambos casos. Una situación reiterativa donde se visualiza constantemente el acoso, puede producir en los compañeros/as observadores una serie de consecuencias como, un aprendizaje de actitud pasiva, complaciente y tolerante ante la injusticia, y una percepción equivocada de valía personal.

Acciones: protocolos y la necesidad de educar

Visto lo anterior, no es de extrañar que el 90% de las jóvenes que han sido acosadas en la calle aseguran que no recibieron ningún tipo de ayuda de quienes estaban presentes. Y, como hemos visto anteriormente, similares consecuencias psicológicas tiene el ciberacoso.

Entonces, ¿qué podemos hacer si somos testigos de cualquiera de estas formas de acoso? Por supuesto que al ser dos contextos diferentes hay formas diferenciadas de actuar, pero también algunas similitudes.

Por ejemplo, en el caso de los espacios educativos (formales o informales) en ambas circunstancias es recomendable la existencia y aplicación de un protocolo de actuación, que son un conjunto de normas, reglas y conductas sociales a conocer, respetar o incorporar a nivel social, laboral e institucional. Sirven para guiar o regular acciones concretas para evitar incidencias y facilitar el respeto, la integración y la comunicación.

Un protocolo de actuación debe tener una serie de pasos a seguir, medidas y objetivos y es esencial que el protocolo esté adaptado al entorno en el que está. Un ejemplo aplicable a ambos casos es el que ofrece Cruz Roja, que se puede condensar en tres apartados:

  • En primer lugar, cuando se detecta un episodio de acoso es recomendable actuar de forma pausada y tranquila para detener la situación en el momento.
  • Luego hay que tener en cuenta si se trata de un hecho aislado o en cambio, se mantiene en el tiempo. Es decir, una vez visualizada la posible situación de acoso, hay que estar atentas de las personas implicados/as, con el fin de valorar si estos actos vuelven a repetirse a lo largo de la actividad. Se trataría de hacer un seguimiento para comprobar si se trata de un problema real y reiterado o en cambio, se trata de un enfrentamiento puntual.
  • Por otro lado, observar si la víctima es siempre la misma persona, es decir, aunque el acto de maltrato que se acaba de detectar no se repita exactamente, es importante visualizar si la supuesta víctima sigue recibiendo ataques ya sean físicos, verbales, psicológicos o de otra tipología, por parte de la misma persona u otros compañeros/as. En ocasiones, los ataques no tienen porqué ser directos, sino que también se producen indirectamente por parte de los testigos, por ejemplo, a través de risas sobre la situación de maltrato.
  • Ver si aparece rechazo social, es decir, observar si permanecen conductas de rechazo entre iguales, por ejemplo, aislando a la víctima al grupo y provocando entre ellas una relación interpersonal no equitativa.

Otro ejemplo, aplicable al acoso callejero, son las 5D de Hollaback (Dirigir, Distraer, Documentar, Delegar y Dar Asistencia).

En todos los casos, ya sea acoso callejero o digital, tanto si se conocen a las partes implicadas (y si se conocen entre sí, por ejemplo por estar escolarizados en el mismo centro) como si no (cuando el acosador es un desconocido), lo primero es detectar y detener la situación la cual uno es testigo, ya sea distrayendo a la víctima de forma sutil de su atención a la agresión o bien delegando e informando a una persona de autoridad. Luego debemos atender las demandas psicológicas de la víctima.

¿Cómo te puede ayudar Ideorama?

Para Ideorama, la educación es primordial a la hora de abarcar temas como el acoso, tanto escolar, virtual como callejero. Para ello, realizamos intervenciones en aula donde podemos conocer la visión que tienen los y las jóvenes acerca de la red, compartir estrategias para un uso más seguro de las redes y resolver sus dudas acerca de conceptos actuales. Entre estos conceptos, tratamos con frecuencia las diferencias entre sexting y sextorsion, hablamos sobre el consentimiento y sobre el respeto. De esta manera, en Ideorama trabajamos arduamente para dar a conocer las realidades que hoy en día vivimos, para así poder cambiarlas y generar espacios más seguros para los y las jóvenes. 

Sumado a ello, en Ideorama también organizamos talleres y participamos en eventos para concienciar a jóvenes, familias y profesores sobre ello. 

Más información | ideorama.org, @ideorama_, facebook.com/Asoc.Ideorama, @Ideorama

El ciberacoso: una pesadilla que también afecta a los famosos

ciberacoso

Hace unos días nos levantábamos con la noticia de la detención de la ciberacosadora de la actriz española Candela Peña, quien se había creado más de 20 perfiles falsos en Internet con el fin de acosar a la actriz.

Su pesadilla comenzó hace ocho meses, cuando empezó a recibir mensajes amenazantes por parte de la acosadora, situación que se vió agravada cuando este tipo de mensajes empezaron a ir dirigidos a su hijo. La acosadora llegó a publicar fotos del menor, conocer todos los movimientos de la actriz y amenazar de muerte a ambos. 

Lamentablemente, casos como este son más que corrientes en la vida de cientos de famosos que todos conocemos. 

Similar es lo sucedido con el acosador de la pequeña del clan Kardashian, Kylie Jenner, quién cegado por su obsesión llegó a hacer oídos sordos a la justicia y violó una orden de alejamiento. 

Más recientemente, hemos sido testigos del acoso al que se ha visto sometida la cantante y actriz Chanel Terrero tras su victoria en el Benidorm Fest. La cantante ha sido objeto de insultos, burlas y comentarios racistas durante varias semanas, teniendo que, tal y como ella misma ha declarado, borrarse su perfil de Twitter por todo el hate recibido.

Pero, ¿qué es el ciberacoso?

Definición y características del ciberacoso

Tal y como lo define UNICEF, el ciberacoso o ciberbullying es “acoso o intimidación por medio de las tecnologías digitales”

El ciberacoso ocurre principalmente a través de Internet, como, por ejemplo, en las redes sociales, aplicaciones de mensajería o plataformas de streaming, y tiene como objetivo el intimidar, humillar, molestar o amenazar a la víctima.  

Y es que Internet hace que los acosadores se sientan más seguros y confiados al estar detrás de una pantalla, actuando de una forma más directa y agresiva. La facilidad para ocultarse en la red hace que los agresores se sientan impunes y carentes de empatía con sus víctimas. 

El ciberacoso hoy

En los últimos años este tipo de acoso se ha incrementado debido al aumento del uso de dispositivos electrónicos en nuestro día a día, a su inmediatez y a la hiperconectividad.

La cuestión es que el ciberacoso no solo afecta a los famosos, sino que afecta a toda nuestra sociedad, especialmente a los jóvenes, tal y como fue reflejado en la encuesta realizada por Save the Children en 2019, donde el 40% de los jóvenes entrevistados reconocía haberlo sufrido.

No obstante, es importante señalar que el ciberacoso deja una huella digital, un rastro que sirve como prueba para condenar este tipo de conductas y acciones

Cabe recordar también que, hoy en día, todas las redes sociales y plataformas de internet cuentan con un espacio dedicado a denunciar a aquellos usuarios o páginas que no cumplen las normas comunitarias o que están cometiendo este tipo de abuso. 

Debemos concienciarnos sobre esta problemática y la mejor forma de prevenirla es a través de la educación en el manejo y uso de las TICs. Desde Ideorama hacemos esto posible con talleres para el buen uso de la tecnología, los cuales pueden solicitarse a través de nuestra web www.ideorama.org

Ideorama interviene en QuedaT de Latina el día de Internet segura

El jueves 10 de febrero acudimos a QuedaT.com, ubicado en el distrito Latina, para realizar un taller formativo con jóvenes de entre 14 y 20 años con motivo del Safer Internet Day (Día Internacional de Internet Segura).

El Safer Internet Day se centra en la cooperación para que Internet sea saludable, con el slogan “juntos por un internet mejor”. Especialmente, se centran labores de sensibilización en niños/as y adolescentes.

María y Elías de Ideorama en plena sesión

Trabajamos conceptos como la privacidad, la identidad digital, la ciberseguridad, la sobreexposición, entre otros, con los objetivos de sensibilizar sobre el papel que juegan las TIC en la vida de los y las jóvenes, promover la importancia de la identidad digital y visualizar los riesgos que existen para poder prevenirlos. ¡Te lo contamos a continuación!

María de Ideorama trabajando con los pros y los contras de algunas redes sociales

A través del juego de móvil Kahoot, pudimos hacer una primera evaluación sobre lo que el grupo conocía acerca de las redes sociales y sus riesgos. Tras ello, hablamos sobre pros y contras que encuentran en las redes que utilizan y se hizo hincapié en el uso de las TIC como herramientas positivas para facilitar nuestra vida, cuidándonos y protegiéndonos de sus riesgos, para vivir una ciudadanía digital saludable.

El grupo de jóvenes se mostró muy participativo, puesto que los temas que se trataron les interesa y es transversal a su día a día. Ellos y ellas, hablaron desde sus experiencias, se abrieron a las voluntarias de Ideorama para compartir sus dudas, reflexiones y situaciones vividas en relación a la tecnología y, entre el grupo, se buscaban opciones y se exponían alternativas saludables para resolver los conflictos que pueden generarse en las redes.

Elías de Ideorama bajo la atenta mirada de María y trabajando en la presentación de las caracterísitcas de algunas redes sociales

Fue tan intensa la sesión que estamos planificando una segunda para un futuro cercano. Recogiendo las valoraciones que surgieron y, en un tono dinámico y creativo, diseñaremos estrategias de prevención y de resolución y transformación de conflictos ante posibles problemáticas relacionadas con las redes sociales para seguir ofreciendo talleres y formaciones adaptadas a las nuevas necesidades.

María y Elías, como personas voluntarias de Ideorama que impartieron la sesión y profesionales en el sector de la intervención, terminaron la actividad con motivación y un gran aprendizaje sobre la perspectiva que tienen los y las jóvenes sobre su entorno digital. Gracias a cada actividad que realizamos en Ideorama, nuestras voluntarias pueden seguir creciendo, mejorando y compartiendo.

Si no te quieres perder las actividades que llevamos a cabo en Ideorama para hacer del mundo de las TIC un lugar más seguro y consciente, síguenos en nuestras redes sociales.

Más información | @ideorama_ en Instagram

Imágenes | Ideorama

Ideorama y Reciclanet fomentan el buen uso de la tecnología entre los jóvenes y dan una segunda vida a ordenadores reciclados

Desde Ideorama agrademos a Reciclanet la iniciativa de sostenibilidad y acción social que repercute de forma positiva en la sociedad y en seis de los ODS de la ONU

La Asociación Educativa Reciclanet ha donado, a lo largo del año 2021, varios equipos informáticos a Ideorama, entidad sin ánimo de lucro que tiene entre sus objetivos el desarrollo de las competencias digitales entre los jóvenes desde una práctica educativa responsable, crítica y consciente.

Con el fin de fomentar el buen uso de la tecnología en la sociedad, Ideorama persigue prevenir problemáticas como el ciberacoso, la delincuencia digital o las adicciones. Para ello organizan intervenciones en centros educativos y eventos de referencia como el Ciberconecta 2021 que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid y en el que participaron más de un centenar de escolares.

Imagen del equipo donado y utilizado en las II Jornadas Ciberconecta

Además de las II Jornadas Ciberconecta, gracias a la donación de Reciclanet, Ideorama ha podido llevar a cabo diversas actividades sociales pese a las restricciones ocasionadas por la pandemia, como una exposición de videojuegos de creadoras diversas como forma de expresión artística entre la población juvenil, dinámicas on-line para el buen uso de la tecnología con menores y familias, formación al voluntariado, talleres informáticos intergeneracionales, acciones administrativas y estructurales de la entidad o la constitución de estructuras digitales de trabajo.

Para la presidenta de Ideorama, María Ferrero, colaborar con entidades del tercer sector como Reciclanet contribuye a “crear sinergias con organizaciones e instituciones para seguir creciendo conjuntamente y generar estrategias de acción horizontales y coordinadas, uno de los objetivos principales de Ideorama”.

Imagen de más equipos donados y utilizados en las II Jornadas Ciberconecta con los asistentes

Con esta colaboración, ambas organizaciones contribuyen a la sostenibilidad y digitalización responsable, lo que repercute de forma positiva en la sociedad y en seis Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU:

  • ODS 3. Salud y bienestar. Al promover un uso saludable de la tecnología, usando los dispositivos donados de forma consciente y responsable.
  • ODS 4. Educación de calidad. Al facilitar el acceso a información de calidad y contribuir activamente al desarrollo de competencias digitales.
  • ODS 10. Reducción de las desigualdades. Al reducir la brecha digital que padecen algunos menores y sus familias.
  • ODS 13. Acción por el clima. Al reutilizar y reciclar equipos informáticos se reduce la huella ecológica y se contribuye a la mejora del medioambiente.
  • ODS 16. Paz, justicia e instituciones sólidas. La solidaridad y la  cooperación son bases para la construcción de la paz, valores que Reciclanet e Ideorama comparten.
  • ODS 17. Alianzas para lograr los objetivos. Al favorecer, contribuir y formar parte del trabajo en red con acciones como esta.

María Ferrero agradece “la labor de Reciclanet porque, en definitiva, gracias a su donación de equipos informáticos podemos contribuir a la construcción de un mundo más ecológico, solidario y justo para todos”.

Más información | Asociación Educativa Reciclanet