Y a ti, ¿qué te parece?

Muchas veces, me encuentro que en el tema de las TIC, problemas en las redes sociales, ciberdelincuencia y otras cuestiones que relacionan intrínsecamente las tecnologías con la sociedad, es algo que no se habla demasiado. Se está obviando. Y eso es un problema.
Es cierto que han llegado de repente. Nuestro nuevo gran amigo el smartphone, es una herramienta que nunca creíamos que vivíamos antes sin ella. Pero queridos/as lectores/as, vivíamos. Y bastante bien de hecho. Estamos aceptando todas sus ventajas sin tener en cuenta lo que pagamos en consecuencia. Y no digo que sean el demonio. Es importante remarcar que
lo verdaderamente malo es el uso que le damos a las tecnologías. Las tecnologías no son ni buenas ni malas. Ofrecen grandes ventajas y utilidades. Es innegable.
Pero pensemos en todo lo demás. En todo lo que está surgiendo a causa de esto. Ahora nos comunicamos a través de textos… Por lo que deberíamos tener más cuidado en cómo escribimos ¿Te parece que se tenga eso en cuenta?
Ahora todo va inmediato. Es todo o nada. Es ya. Y muchas veces necesitamos, minutos, horas, días o semanas para responder cosas importantes. La gente, si tú haces eso, ya ha decidido por ti. Has pasado de ella. ¿Tanto nos faltan los minutos para no poder dedicar tiempo a lo que realmente importa?
Las imágenes y los vídeos, son los reyes en estos medios. En cierta medida por lo mencionado anteriormente. Por la inmediatez y lo rápido que vemos y porque todo entra más sencillamente por esos medios. Sin duda, para que esto se lea tendrá su imagen. ¿O le sobra ponerle foto a todo?
Si entramos en el tema del anonimato, que por aquí somos solo gente que dice, hace cosas o sube cosas y no estamos cara a cara, surgen toda la problemática de las relaciones digitales. No hablo de quien conozcas en Tinder o alguna red similar… Pero de alguna manera si me refiero a eso. Qué fácil es insultar, faltar al respeto por aquí. Es tan sencillo (y rápido también) que no dudamos en hacerlo. Sin contar que siempre la persona que está detrás de lo que sube, comparte o simplemente escribe es eso, una persona como tú. ¿Por la calle harías lo mismo por escuchar una conversación ajena y simplemente insultar?
Esto es solo la punta del iceberg. Que todo esto está creciendo exponencialmente y quiénes deberían empezar a ver que todo avance tecnológico tiene un “pero” no se les ven muy interesados en verlo. Muy probablemente, por las edades que tienen y su interacción con las redes digitales, realmente no lo vean. Por eso te pregunto: ¿A ti qué te parece? ¿Es simple exageración todos estos sencillos ejemplos?
Yo me mojo, creo que no hay exageración. Aunque actúe como se debe, la sociedad anda cambiando. Mi forma de comunicarme, de sentirme escuchado, de quedar, de estar con mi propia gente, ha cambiado. Piénsalo. ¿Sobra el smartphone en algún momento que estás con tus amistades o tu familia? Seguramente se te habrá pasado por la mente ese “selfie” de la fiesta de anoche, o ese momento que todos tus colegas están en la terraza del bar con sus móviles, o esa situación de que habláis de algo y que no sabéis tal definición y la buscáis por internet en un momento. Y esto son cosas que hago, pero también me hacen pensar.

Y a ti ¿qué te parece?

"Pokemon GO" ¿Una revolución positiva o un problema nuevo?

Últimamente leo por las redes u oigo por la calle, que han sacado una nueva aplicación para móvil, si amigos y amigas os estoy hablando de “Pokemon Go”, esta nueva aplicación para IOS y Android realizada por  “THE POKEMON COMPANY”, “NINTENDO” y “NIANTIC”, que fue anunciada en septiembre del 2015 y que hasta estas semanas  ha sido lanzada paulatinamente al mundo digital.  El juego no esta en todos los países, El pasado viernes se lanzó oficialmente la app en España, antes sólo se podía descargar  de forma pirata.

Esta nueva revolución en las aplicaciones móviles, ha sido un gran impacto tanto positivo como negativo, por una parte toda una gran generación en la que se incluye un servidor, les ha vuelto a recordar la infancia donde todos tus amigos tenían una Game Boy con el juego de pokemon amarillo, rojo, azúl, etc; te pasabas días enteros subiendo de nivel a tus pokemons, está aplicación ha generado tal boom que ha llegado a ser junto con Tinder la aplicación de éxito más descargada en tan sólo un día.

Sin embargo, como toda aplicación nueva y que sale de moda tiene sus grandes problemas. En países como E.E.U.U y Nueva Zelanda, donde ya la aplicación ya se puede descargar legalmente, ya ha habido casos de robo como en Misouri (Estados Unidos) donde cuatro personas sospechosas de un robo, utilizaban la aplicación para atraer a sus victimas a través de una especie según la BBC (Cadena de televisión estadounidense), hay gente que incluso se ha chocado con otras personas por estar mirando el móvil para capturar un pokemon o incluso personas se han encontrado un cadáver gracias a la app http://www.eluniversal.com.mx/articulo/mundo/2016/07/11/mujer-encuentra-cadaver-mientras-jugaba-pokemon-go 
También os damos una advertencia, muchos hackers y personas han creado aplicaciones falsas de Pokemon GO, por lo que debéis informaros antes de descargar la app y también leer la política de privacidad, pues pueden que os roben vuestros datos muy fácilmente. Y sino, leer este artículo interesante en muchos aspectos. http://www.urbanian.com/es/tecnologia/2408/por-que-no-deberias-jugar-al-pokemon-go-este-es-el-gran-peligro-del-juego-mas-famoso-del-momento 
La pregunta que nos estamos generando es, ¿Puede ser adictivo y llegar ser una nueva tecnoadicción? ,¿Sólo es una moda pasajera? o ¿Puede llegar a ser una influencia positiva?

En todo caso no todo es negativo, Pokemon GO ha generado que la gente haga quedadas con personas con el mismo hobby de diferentes edades, como la quedada que se va a celebrar en Madrid dentro de dos semanas y salir más a la calle, hasta incluso hacernos caminar y no estar sentado siempre en el sofá, conocer a nuevas personas e interactuar con ellas. De hecho, hay casos de personas que sufren algún tipo de fobia como es la Agorafobia como es el caso de esta twittera.
También hay casos, como el de esta madre con un hijo autista que da gracias a su amigo y a la compañía “Nintendo” de que su hijo haya empezado a socializar con otras personas,http://www.vistoenlasredes.com/estados/madre-emocionada-da-las-gracias-a-pokemon-go-por-cambiar-la-vida-de-su-hijo-autista, puede que veamos sólo lo perjudicial de esta nueva aplicación o sólo miramos lo positivo e ignoramos los peligros que puedan causar, debemos saber ambas cosas y jugar con responsabilidad y sin dañar a nuestro entorno social, desde aquí seguiremos investigando, ayudando y reflexionando sobre este mundo digital.
Si te lo descargas que sea con responsabilidad y sobre todo, ¡Atento por donde andas, puedes tropezarte con una persona o con un pokemon! ¡Hazte con todos!

¿Por qué me iban a robar a mí los datos?

En este tiempo que llevamos trabajando en el ámbito de la prevención sobre el buen uso de las TIC, ¿Por qué me iban a robar a mí mis datos personales? es una de las principales preguntas que creemos que podría hacerse cualquier usuario de redes sociales e Internet en general, una de las causas por las que no solemos prestarle atención a todos esos “ciberconsejos” como cambiar las contraseñas habitualmente, no meterse en wifis públicas, no subir imágenes con poca ropa, configurar bien nuestra privacidad, etc.
Quizás esta indiferencia devenga de no conocer realmente las consecuencias de las mismas y de pensar que a nosotros no tiene por qué pasarnos. Y es que es evidente que, aún sabiendo la facilidad de divulgación de contenido por la Red a nivel mundial, parece no importarnos.
Pues bien, empecemos con el tema de las posibles consecuencias negativas que podría tener nuestra exposición en la Red:
¿Sabías que si te roban tus datos personales pueden usarlos para cometer ciberdelitos y tú ni siquiera enterarte de ello? ¿Y qué hacemos? Cierto es que los datos son virtuales, pero las consecuencias pueden ser muy reales. La inspectora Silvia Barrera, de la Unidad de Delitos Telemáticos, publicó un post recientemente donde nos contaba qué debíamos hacer si nos citan a declarar sobre un ciberdelito que no hemos cometido (Artículo de referencia sobre “Cómo actuar cuando te citan por un delito en la red que no has cometido”). En resumen, si expones tus datos en la Red y no tienes la suficiente privacidad de los mismos, los podría utilizar cualquier persona para hacerse pasar por ti y cometer ciberdelitos. Y no es broma, una de las consecuencias puede ser acabar en prisión.
Otra consecuencia negativa que podemos sufrir si no tenemos cuidado con nuestra privacidad es la que nos trae este vídeo (link: https://www.youtube.com/watch?v=YrtBw_CoA-I) que más allá de las consecuencias nefastas que puede conllevar el practicar sexting (enviar imágenes subidas de tono) muestra cómo de una imagen que parece inofensiva, se utiliza para otro fin, una situación que puede que se nos vaya de las manos y no sepamos cómo actuar.
Como nos comentó Silvia Barrera en la entrevista que mantuvimos con ella, la mayoría de los ciberdelitos se producen por ignorancia, y aunque estos solo sean dos ejemplos, a día de hoy son multitud los que se están produciendo y además se están multiplicando.
La segunda cuestión que aquí se trata es sobre la indiferencia producida por el pensamiento predeterminado que tenemos sobre “a mí no me va a pasar”.
Para desmontar esta premisa, queremos destacar que realizamos un estudio en los meses de noviembre y diciembre, y podemos afirmar que en el 90% de las personas encuestadas afirmaban que conocían a alguien que había sido víctima de un ciberdelito. Así pues, se pone de manifiesto que en el entorno cercano de cualquiera de nosotros existen estos ciberproblemas y, por tanto, nosotros podemos ser los siguientes, (sí, a ti también te puede tocar).
Por todo esto, queremos reconocer la necesidad de concienciar sobre el problema, que está en nuestra mano protegernos de ciberataques o delitos hacia nuestra persona y que poniendo un poco más de atención en nuestra privacidad y lo que queremos que se sepa de nosotros, podemos reducir el riesgo de padecerlos, y en caso de sufrirlos, saber qué debemos hacer y con qué recursos contamos para solucionarlo.

DIFERENTES PROFESIONALES NOS MUESTRAN LA REALIDAD DE LA CIBERCONVIVENCIA

Al preguntar a diferentes profesionales que trabajan día a día en el mundillo de la ciberconvivencia desde ámbitos varios, descubrimos una realidad sobre ésta más certera y completa. Por esta razón, a continuación queremos compartir con los lectores esta perspectiva global para entender el panorama actual sobre las TIC en la sociedad. Para ello, rememoramos diferentes entrevistas con algunos profesionales con los que tuvimos el honor de hablar y así, de una manera individualizada, construir unas conclusiones globales.
Así pues, en primer lugar, recordamos el día en que tuvimos el placer de conocer la perspectiva “ciber-social” que tiene la inspectora de Policía Nacional y Jefa de la Sección Técnica de la Unidad de Investigación Tecnológica, Silvia Barrera (TW: @sbarrera0). Señalamos la cifra que nos impactó, en palabras de la inspectora, de entre un 85 y un 90% de los ciberdelitos se producen por desconocimiento o error de la víctima, por comportamientos negligentes, como engaños y fraudes a los usuarios. Lo cual pone de manifiesto la incipiente necesidad de concienciación ciudadana para evitar disgustos y sufrimiento innecesario.
Sin embargo, Silvia nos comenta que la prevención es necesaria, pero no infalible, por esta razón existe su Unidad, por este motivo es necesario conocer los protocolos existentes a la hora de sufrir un ciberdelito. En esta cuestión, destaca la importancia de actualización en la formación del Cuerpo de Policía en este campo y de la legislación vigente, pues la impunidad en la Red está latente y no permite, en muchas ocasiones, resolver el problema de la víctima. Y a ello hay que sumarle que actualmente no se considera una prioridad en este país, lo cual no se reciben recursos para poder mejorar la ayuda en casos de ciberdelitos.
Un discurso muy similar es el que mantuvo Antonio Ramos, informático de profesión y hacker por vocación. Al conversar con él, afirmaba que la responsabilidad también tiene que ser desde arriba, con un compromiso de las instituciones que motiven la prevención y trabajen por reducir los ciberdelitos. Comparte la idea con la Inspectora sobre la negligencia generalizada sobre el asunto: los padres y profesores no son conscientes de que existen problemáticas casi en paralelo a  las problemáticas de la vida real. Y en efecto así lo creemos desde TICOCIO, que si hoy día no se demanda una mayor protección a la infancia en este campo es porque se desconoce el riesgo que existe.

Toda esta falta de información afecta a aquellos que se encuentran día a día con estos casos, y no solo en cuestiones de ciberdelitos como los profesionales anteriores, sino también en cuestión de adicciones. Al ser un campo tan innovador, la formación en ello es escasa y/o inexistente; las TIC han entrado en nuestra vida sin avisar, y no solo es importante conocer los riesgos derivados del mal uso que se hace de persona a persona, sino también del abuso que se puede generar de las herramientas tecnológicas, de la persona con el dispositivo. Al hablar con Antonio Martínez, psicólogo perteneciente al equipo de Ilusiona Psicólogos, nos comentaba que encuentra casos de tecnoadicciones en un 20% de sus pacientes, un dato alarmante que no sabe cómo tratar debido a que no existen recursos actuales eficaces donde derivar a sus pacientes y tampoco cuenta con una formación sobre el tema, ya que es tan reciente que no existe. Antonio también mantiene el discurso que compartían los dos profesionales antes mencionados sobre la responsabilidad y ética de las empresas e instituciones, responsabilidad y ética que no se está dando y que, por esta razón, se mantienen (o aumentan) los usuarios con adicciones. Véase el caso de las apps que utilizan la gamificación para enganchar a sus clientes, a sus usuarios y no solo eso, sino que, además, se están dando casos en los que éstas participan en un ciberdelito, ya sea phising, introducción de virus o ambas cosas.
Aunque sea importante la responsabilidad institucional, debe garantizarse un trabajo de concienciación con familias y profesionales que estén encargados de la educación de los menores, pues su labor es de las más relevantes a la hora de prevenir el problema y tratarlo si sucede. Pero no sólo éstos, si no que consideramos que hoy día han surgido unos personajes como influencias mediáticas hacia los menores con los que es interesante trabajar también la educación en TIC, pues son modelos de conducta para la infancia y juventud. Por esta razón, mantuvimos una entrevista con Abi Power (TW: @AbiPower), Youtuber, con la que descubrimos que este perfil tiene dos vertientes importantes a destacar: la primera ya mencionada, como modelos en la Red para jóvenes; y la segunda, como destinatarios, pues en ocasiones también sufren acoso a través de la Red por su fama y no cuentan con herramientas para solucionarlo.

Con todo ello, cabe señalar que las TIC son parte de nuestra rutina y que hay diversos profesionales velando por la ciberconvivencia, pero no siempre cuentan con los recursos necesarios para garantizarla. TICOCIO quiere sumarse a la promoción del buen uso de las TIC y ofrecer algunos recursos útiles para promover la educación en valores digitales, por esta razón, seguimos investigando y trabajando día a día para que nuestra intervención sea actual, innovadora y eficaz.

CIBERBULLYING, ¿QUÉ ES ESO?

Últimamente escuchamos la palabra Ciberbullying en diversos medios y conversaciones cotidianas, ¿pero sabemos realmente en qué consiste y en qué se diferencia del acoso clásico?
Pues bien, aquí os presentamos un vídeo (realizado por nuestro colaborador Rubén) que explica las características básicas del ciberacoco/ciberbullying.

¿Cómo actuar ante el ciberacoso?
“Si te molestan, bloquea. Si te acosan, denuncia.” Así comienza este vídeo de la plataforma Pantallas Amigas que pretende enseñar cómo debemos actuar ante un posible acosador en las redes sociales. Como ocurre en la vida real, y es que las redes sociales no deben ser más que un reflejo de eso, cuando alguien nos molesta lo que intentamos hacer es evitarle o, directamente, le pedimos que nos deje en paz. Si la conducta no sólo persiste, vemos que podría volverse peligrosa o nos provoca inseguridad, lo que hacemos es buscar ayuda de quien nos pueda proteger. Lo mismo debería ocurrir en el ámbito digital.

Los, por desgracia, famosos “trolls” son perfiles (casi siempre falsos) que se dedican a insultar o vilipendiar a una persona o a crear polémica en las redes sociales sin ningún tipo de fundamento. Ante estos personajes poco amigables lo mejor que se puede hacer es bloquearlos para así que desaparezcan de nuestras redes virtuales. No obstante, si los mensajes persistieran o si el daño ocasionado hubiera sido grave o pudiera haber sido difundido (por ejemplo, publicación de imágenes íntimas sin autorización) debemos contactar con la Policía Nacional o la Guardia Civil, quienes cuentan con expertos que pueden ayudarnos y, sobre todo, nos dirán si la persona que nos acosa podría haber incurrido en algún delito. Si así fuera, no debemos tener ninguna duda en que habría que interponer denunciar.
Desde TICOCIO queremos trabajar para prevenir este tipo de conductas y, en caso de que ocurran, que quienes las sufran sepan identificarlas como acoso y saber cómo actuar. La concienciación social es imprescindible para evitar casos de ciberacoso prolongados en el tiempo.

iMe. TEATRO VIRTUAL

UNA REALIDAD TECNOLÓGICA PRESENTADA EN COMEDIA

Hoy en día, se sabe que las Tic, son parte de nuestra vida. Se conciben como parte de un próspero progreso de la humanidad, sin atisbos de miedos o posibles errores que incluso, puedan dificultad nuestra existencia. Las hemos ido integrando de forma inconsciente, propulsados por una especie de necesidad básica o, quizás, de una forma consciente irrevocable, la cual no ha sido sometida a ninguna votación.

iMe es una obra de teatro con cierto tono humorístico que permite reflexionar a través  de cuatro actores que, en un mismo habitáculo, muestran el deshumanismo causado en un futuro por las Tic.


Tras un apagón, estos compañeros de piso quedan inmersos en un atisbo de vértigo, donde sus vidas quedan igualmente apagadas y desconectadas tras el dicho apagón.

No saben comunicarse, no dialogan, no se tocan, no sienten y tampoco se emocionan. Incapaces de observar la propia desgracia del ser humano debido a la preocupación por la desconexión del que parece ser su propia existencia, su programa de ordenador iMe, tienen que volver a aprender a relacionarse como “personas” de un mundo real, si es que a eso se le puede llamar realidad. 

EN LOS TIEMPOS DEL “AMOR APLICADO”

Ya llegó la primavera y con ella las hormonas a flor de piel, el tonteo y los flechazos. “La primavera la sangre altera” dice el refrán y en los tiempos que corren todo se virtualiza; canalizamos el enamoramiento por la Red y nos declaramos amor entre parrafadas y fotos bonitas.
Además, cada vez son más famosas las apps de ligoteo como Tinder, Grindr, Brenda, etc. herramientas de contacto que facilitan la comunicación entre personas.

Vivimos esa etapa rosa a través de la pantalla, y en ocasiones caemos en el sexting (sí, puede que tú también lo hayas practicado), eso de mandar fotitos subidas de tono a la persona que está al otro lado de la pantalla.

Depositamos plena confianza en la otra persona, muchas veces cegados/as por ese estado de amor, aunque sea amor conocido por una aplicación social, un “amor aplicado”, sin pensar en lo que la otra persona pueda hacer con ella. Confiamos y no tiene por qué pasar nada, pero cada vez son más los casos de sextorsión provenientes de relaciones establecidas a través de apps de contacto. Es muy sencillo pasar del “sexting” a la “sextorsión”, tan solo con que una persona decida difundir esa imagen subida de tono a otro/s contacto/s perjudicando a la persona que aparece en ella (o simplemente chantajeando con hacerlo), ya se está haciendo daño, ya se está extorsionando, ya se está “sextorsionando”.
A nadie le gusta que su imagen quede dañada, de hecho, es algo penado en nuestro país, sin embargo, no es algo en lo que se piensa al compartir esa imagen con otra persona en un estado de enamoramiento/tonteo/ligoteo, y puede que el sexting se quede en eso y ya está, la cuestión es que si lo practicas, piensa dos veces lo que envías y cuatro veces lo que haces con lo que recibes.
Ante todo, respeta y demuestra que la tecnología tiene más pros que contras.
¿Y tú?¿Qué opinas?